DÍA 4:

Como dije… empecé el día con la idea de que no podría correr, y llegado el momento,vencí mi dejadez , me puse las zapatillas y a correr.
Tengo que reconocer que el hecho de que G. no desista y venga con ganas de salir, me ayuda mucho.

Me preocupa esto.
G. es para mi todo en mi vida: mi amigo, mi hermano, mi marido, mi amante, mi fontanero, mi electricista, mi consejero, mi coach, y ahora también mi entrenador personal.

Esa dependencia me da miedo, no se lo digo porque no quiero ser tan débil ante él, y sé que esto le subirá el ego , y se pondrá tontito.

Quizás sea un poco pronto, pero más adelante tengo que vencer esa dependencia y salir sola, por mi cuenta, y sin que nadie tire de mi, más adelante.

Comenzamos y además cambiamos un poco el circuito. Buscamos algo que sea más cuesta arriba, para ir cogiendo fondo.

Consigo hacer las series correspondientes y G. me pregunta si soy capaz de añadir una serie más, le digo que adelante y hacemos 7 series.

Hoy corremos siete series de cuatro min. andando y uno corriendo, además con algunas cuestas arriba, que aunque me llevan al límite, consigo acabar corriendo , sin pararme.
Subir una de las cuestas me ha “costado” bastante, finalicé el minuto al borde de la extenuación, pero acabé , hice mis 60 segundos.

Noto que me recupero bastante más rápido y mejor , y esto me anima.

Hemos salido a correr los cuatro días seguidos, y según parece , es mejor correr un día y descansar el siguiente, es decir, hacerlo en días alternos, asi que decidimos que descansaremos mañana y correremos al día siguiente.

Os dejo más música para correr, ya sabéis que yo no me pongo música pero si tuviese que ponerme alguna.. .sería algo así.
descarga

Bueno…. yo a descansar… la semana que viene toca serie de 4 minutos andando y ¡¡ 2 corriendo!!

 

Anuncios